El trazado del anteproyecto del Metro Ligero, al detalle

26 08 2008

ML1 Valdemoro ha visitado la Concejalía de Urbanismo (plaza de la Constitución, 1) para poder conocer más detalles del anteproyecto, que ha salido de nuevo a información pública. Hay varios cambios respecto al estudio de viabilidad, los más importantes son los siguientes:

  • Se plantea la posibilidad de que la parada junto a la estación de Cercanías sea subterranea.
  • Se deja la Avenida de Andalucía y parte del casco historico solo para residentes y transporte público.
  • Se elimina el tramo subterraneo al norte de la Avda de Andalucía. Todo el trazado será en superficie.
  • Se crea un tunel para los coches entre la Calle Guardia Civil (Centro Ramón Areces) y Valdesanchuela (Rotonda del Aldi).
  • Reforma del acceso sur a la A-4 junto al Tierno Galván para dejar espacio al Metro Ligero.

Analicemos el trazado con más detalle, no sin antes recordar que todo es aún provisional, y que hasta mediados del mes de septiembre cualquier ciudadano puede presentar sus alegaciones al proyecto en la Concejalia de Urbanismo.

Tras salir de la primera parada, junto a la actual estación de Cercanías, el Metro Ligero recorre el Paseo de la Estación. El bulevar central se elimina para dejar sitio a las vias (aunque respetando el arbolado), pero a cambio, se ensancha la acera más cercana al Cerro del Castillo.

Al llegar a la altura de la rotonda de salida a la A-4, el Paseo se estrecha, y es necesario eliminar un carril en sentido Estación para dar cabida al Metro Ligero, que discurre por el centro de la calle.

El paso subterraneo de la A-4 del Paseo de la Estación sufre un cambio considerable, pues la calzada actual se convierte en compartida entre automóviles y Metro Ligero. Las aceras laterales se ensanchan.

En el tramo entre la A-4 y la rotonda de la Avenida de Andalucía, de nuevo la calzada es compartida entre automóviles, autobuses y el Metro Ligero. Las dos aceras crecen considerablemente, prácticamente duplicando el espacio para los peatones.

El Metro Ligero llega a la Avenida de Andalucía y se encamina hacia el norte, en dirección a la entrada de la A-4. Los cambios son considerables, se pasa de dos carriles por sentido y una fila de aparcamientos a un carril por sentido (reservado a residentes y transporte público) y las vias discurren por el centro de la Avenida. También se ensanchan las aceras.

En el siguiente tramo de la Avenida, situado entre los cruces con las calles Estrella de Elola y San Vicente de Paul, se eliminan los aparcamientos para dejar espacio al Metro Ligero. A cambio, se construye un parking subterraneo con 500 plazas en la Calle del Matadero.

El Metro Ligero continua hacia el norte pasada la escultura de la Puerta de Valdemoro, en paralelo al acceso de la A-4. En la actualidad en este tramo no hay calle, solo la entrada a Valdemoro.

Tras avanzar hacia el norte en paralelo a la A-4, el Metro Ligero se desvía en dirección al Hospital por la calle Trigo hasta llegar a la calle Guardia Civil. En este tramo se eliminan los carriles para los automoviles, y la calzada actual queda reservada al Metro Ligero. Para compensar, se construye un túnel para los automóviles entre la entrada al Colegio de Guardias Jóvenes y el final de la calle Valdesanchuela.

En esta imagen se aprecia mejor el tema del túnel. La calle Guardia Civil a la altura del Colegio sufre una importante reforma. En la actualidad es una calle de un carril para cada sentido con aparcamientos a ambos lados; tras la reforma, habrá un carril para cada sentido en los extremos, en la parte central la plataforma del Metro Ligero, y entre ambas, la entrada y salida del túnel Guardia Civil – Valdesanchuela.

Tras abandonar la calle Guardia Civil, el Metro Ligero continúa hacia el oeste por la calle Dalí. En este tramo se eliminan los aparcamientos en línea para dejar espacio a las vías, pero se conserva un carril para cada sentido.

Un poco más adelante, la calle se ensancha, lo cual permite conservar una fila de aparcamientos en línea en el lado derecho de la calzada, donde ahora se encuentran los aparcamientos en batería.

Al llegar a la altura del I.E.S. Avalón la calle Dalí se estrecha de nuevo, y se vuelve a un carril por sentido y sin aparcamientos.

El Metro Ligero gira 90º hacia el norte y discurre por la calle Antonio Van der Pere. En el primer tramo, se pasa de dos carriles por sentido y aparcamientos en batería en uno de los lados a un carril en sentido sur y dos en sentido norte.

Un poco más adelante la calle se ensancha, lo cual permite mantener aparcamientos en línea en ambos lados y los dos carriles. En la estación de este tramo también se conservan los dos carriles, pero han de suprimirse las plazas de aparcamiento.

Un nuevo giro de 90º, este en dirección oeste. La calle Gabriela Mistral es lo suficientemente ancha como para permitir el paso del Metro Ligero sin tener que eliminar carriles ni plazas de aparcamiento, salvo en las estaciones. Solo se elimina el bulevar ajardinado central.

El Metro Ligero gira hacia el sur para encaminarse al Hospital Infanta Elena. De nuevo el tramo es lo suficientemente ancho como para poder eliminar solo el bulevar y conservar los carriles y las plazas de aparcamiento. En este tramo, y en la parcela al norte del Hospital se sitúan las cocheras del Metro Ligero.

El Metro Ligero continúa hacia el Restón, y tras pasar por el Hospital, se encamina por la calle María Callas. Aquí se aprovecha el solar que hay más al sur para no eliminar la calzada reservada a los automóviles.

En el primer tramo de la Avenida de España, con sustituir los aparcamientos en bateria por aparcamientos en línea hay espacio suficiente para el Metro Ligero.

En el segundo tramo, se reducen un poco las aceras para poder conservar los dos carriles por sentido y las plazas de aparcamiento en línea. En estas avenidas anchas no hay grandes complicaciones.

Lo mismo ocurre en la Avenida del Mar Egeo, eliminando el bulevar ajardinado queda espacio para introducir las dos vías del Metro Ligero.

En la misma avenida pero cerca del Centro Lúdico es necesario eliminar una de las filas de aparcamientos, pero siguen manteniendose los dos carriles por sentido.

El Metro Ligero gira de nuevo 90º para llegar a la Avenida del Mar Mediterraneo, en el barrio de El Restón. Aqui es necesario eliminar uno de los dos carriles en cada sentido para dejar sitio al Metro Ligero. A priori parece una reducción importante, pero dado que en esta avenida es frecuente que un carril esté ocupado por coches en doble fila, puede que la reducción contribuya a que el tráfico rodado sea más fluido. Las aceras conservan su anchura actual, y también permanece una fila de aparcamientos en linea a cada lado.

A la altura del Centro Comercial El Restón, la situación es la misma: se elimina un carril de cada sentido y la zona ajardinada central para dejar sitio al Metro Ligero.

A la altura del Parque Tierno Galván, las vías del Metro Ligero discurren por el interior de este. El Paseo del mismo nombre continua como hasta ahora, con un carril por sentido y una fila de aparcamiento en la acera más separada del parque.

Tras abandonar el Parque Tierno Galván, las vías se encaminan de nuevo hacia la Avenida de Andalucía, en paralelo a la A-4. Para dejar espacio al Metro Ligero, se rediseña el acceso a la autovía, desplazandose unos metros hacia el sur. El tramo entre el parque y la Avenida mantiene un carril para cada sentido, pero pierde la fila de aparcamientos.

De nuevo en la Avenida de Andalucía, entre la actual salida a la A-4 sentido Aranjuez y la gasolinera, se eliminan los aparcamientos en batería a ambos lados y solo se conserva un carril para cada sentido, de nuevo solo para residentes y transporte público. Varias calles adyacentes (Estribo, Pozo Chico, Marquesa de Villantonia, Estrella de Elola) también entran dentro de esta consideración, aunque hay pocos detalles de como se llevará esto a la práctica.

A la altura de la Casa del Marquesa de Villantonia se mantiene la misma situación, se eliminan los aparcamientos y se deja un carril por sentido. Se amplian también los espacios peatonales.

Justo antes de llegar de nuevo a la rotonda entre la Avenida de Andalucía y el Paseo de la Estación, la situación permanece igual: un carril por sentido y en lugar de la zona ajardinada central, el Metro Ligero. A partir de aquí, el Metro Ligero vuelve a encaminarse a la estación de Cercanías por el Paseo de la Estación, de forma que en este tramo la frecuencia será más alta. También habrá un pequeño ramal que permitirá que los Metros Ligeros procedentes de El Restón puedan encaminarse hacia el norte sin tener que pasar por la estación de Cercanías.

Anuncios